*

Actualidad

Portada  |  20 octubre 2021

A 50 años de la tragedia aérea en la que murieron integrantes del Ballet Estable del Colón, se reinauguró la fuente homenaje

Los integrantes del Ballet Estable del Teatro Colón fallecidos en la tragedia aérea del 10 de octubre de 1971 fueron homenajeados en un acto en la Plaza Lavalle, en el que se reinauguró la fuente y la escultura realizadas para recordar a los bailarines, en restauración desde hace dos años.

El encuentro convocó a bailarines, familiares de los fallecidos y al actual cuerpo estable del Ballet del primer coliseo junto a su directora, Paloma Herrera.

En 1971, el avión en el que viajaban, entre otros, nueve bailarines del Ballet Estable del Teatro Colón se dirigía de Buenos Aires a Chubut -donde los artistas debían presentarse en el Teatro Español de Trelew para realizar un espectáculo a beneficio- se estrelló sobre el Río de la Plata sin sobrevivientes, luego de que el piloto advirtiera fallas técnicas apenas despegó e intentara regresar a la pista.

A partir de esa tragedia se instituyó el Día Nacional de la Danza.

En el encuentro realizado ayer al mediodía en la Plaza Lavalle hubo artistas y autoridades del Teatro Colón, quienes recordaron y homenajearon a Sara Bochousky, Margarita Fernández, Norma Fontenla, José Neglia, Marta Raspanti, Carlos Santamarina, Carlos Schiafino, Rubén Stanga, y Antonio Zambrana.

La escultura, realizada en bronce en 1972 por el artista Carlos de la Cárcova retrata a Fontenla y Neglia bailando, y está rodeada por la Fuente de los Bailarines, del arquitecto Ezequiel Cerrato, acompañada por una placa conmemorativa.

La restauración consistió en una limpieza manual exhaustiva de bronce y se construyó el relieve del brazo faltante de la escultura utilizando fotos y documentos de registro.

También se reparó la base original y se reforzó el pie de apoyo y todas las soldaduras de la obra para aumentar su estabilidad y fortalecer su estructura, además de volver a reproducir la placa conmemorativa.

Fuente: Télam

Comentarios