*

Portada  |  24 enero 2023

Abrazo por Fernando: el encuentro de la monja Martha Pelloni con Graciela y Silvino Báez Sosa

"Para mí es una emoción muy grande poder darle un abrazo a esos papás", dijo la religiosa ante las cámaras de Telefe Noticias.

Actualidad

La monja Martha Pelloni ganó trascendencia a principios de la década del 90, cuando estuvo al lado de la mamá de María Soledad Morales en un caso icónico que conmovió a la sociedad. La religiosa fue un sostén espiritual que luchó junto a los padres de la joven para conseguir justicia y, más de 30 años después, vuelve a estar al lado de una familia destrozada por la pérdida de su hijo. 

"Para mí es una emoción muy grande poder darle un abrazo a esos papás", dijo Martha antes de subir al auto que la llevó hasta Dolores para encontrarse con Graciela y Silvino Báez Sosa, los padres de Fernando. Allí, se preparan para las audiencias de alegatos que se desarrollarán este miércoles y jueves en la última etapa del juicio por el asesinato del joven estudiante en enero del 2020.

"Qué emoción tan grande", confesó Martha al verlos. Enseguida se abrazaron y la religiosa preparó los regalos que había llevado para ellos. Para Graciela había un rosario: "Cuando las penas te acechan, la virgen te escucha. Lo hicieron hermanas nuestras", aclaró la monja.  

A Silvino le entregó una cruz: "Tiene un cordero cargado en el hombro porque es la inmolación de él". Luego les habló de "la misión" que considera que los padres tienen. "Ahora, hay que revertir la violencia que tenemos. Ustedes nos dejan esta misión a todos".

Y cerró: "Desde el primer momento, detrás del dolor yo siempre vi la esperanza de que va a haber Justicia. La piden, la reclaman, tienen todo un país que los acompaña en esto. Es esa esperanza de que este juicio tiene que servir para revertir los antivalores que tiene la sociedad en el tema crucial de la violencia".

Comentarios