*

Actualidad

Portada  |  05 julio 2022

Creó un "traductor" de lengua de señas y ahora busca masificarlo

Nacho es de Mar del Plata y estudia Ingeniería en Sistemas.

Nacho Gorriti tiene 20 años, es de Mar del Plata y ahora vive en Tandil donde estudia Ingeniería en Sistemas en UNICEN. A tan corta edad creó, entre tantas otra cosas, un "traductor" de lengua de señas. Gracias a la Inteligencia Artificial, basta solo con hacer un gesto para que la computadora lo reconozca y exponga de qué palabra se trata.

Aunque por ahora solo reconoce "Hola", "Chau", "Por Favor" y "Gracias", el objetivo de Nacho es seguir entrenando la IA y así expandir la cantidad de términos.

"Tenía ganas de hacer algo con Inteligencia Artificial y a la vez tenía la inquietud de ver como podía hacer yo para entender a alguien que se quería comunicar con lengua de señas. Entonces combiné estas dos cosas que tenía en la mente y me mandé a hacer este proyecto", le reveló a Telefe Noticias.

PRIMER OBJETIVO: CUMPLIDO

Nacho no esperaba la viralización que logró: en unos días su tweet logró más de 215k de me gustas y cumplió su principal objetivo: encontrar alguna organización especializada en lengua de señas para trabajar en conjunto.

Y continuó: "Es fundamental hacerlo en conjunto. Yo desconozco un montón de cosas, tengo mucho que aprender, y si quiero hacer un producto que funcione para ellos, que ellos se sientan bien, que no piensen que no funciona o que cuando entre vea que no era lo que esperaba, es fundamental trabajar juntos".

Su intención es que a futuro cualquier persona pueda ingresar a la plataforma desde cualquier dispositivo si necesidad de bajar una app.

"Ya tengo un prototipo para transformar el proyecto en una web app y que sea accesible desde cualquier celular sin descargar ninguna app adicional. El problema es que para eso tendría que contratar una Cloud y no lo veo idóneo hacerlo en esta etapa del proyecto", twitteó.

ROCKO E IMPRORATORIA, OTROS PROYECTO DE NACHO

Previo a la viralización, el proyecto principal de Nacho se llamaba Rocko: un producto que permite crear listas colaborativas para musicalizar ambientes como si se tratara de una Rockola.

Funciona con el usuario de Spotify. Las personas escanean un qr, agregan las canciones que quieren escuchar a una lista, el resto vota y las más elegidas suenan.

La idea surgió por una experiencia personal en un restaurante y dentro de poco algunos comercios gastronómicos de Tandil y Mar del Plata lo ofrecerán a sus clientes, creando la experiencia de poder escuchar la música que deseen y conocer nuevos hits también.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Rocko (@rocko.app)

En paralelo, Nacho creó una aplicación llamada Improratoria, la cual permite mejorar la oratoria. El proyecto se llevó adelante en conjunto con una ONG y se enfocó a los jóvenes que participan en Modelos ONU.

Comentarios