*

Actualidad

Portada  |  12 mayo 2020

Detuvieron a un médico trucho que atendía en Mataderos

Este domingo fue detenido un hombre de 52 años que se hacía pasar por médico y trabajaba con su propia ambulancia para la empresa Securus Life. El hecho ocurrió mientras el hombre intentaba huir en un remise de su domicilio en San Justo.

Todo comenzó a raíz de la denuncia de una familia del barrio de Mataderos que había solicitado médico a domicilio a su obra social porque la hija de 16 años tenía fiebre. Al llegar la ambulancia, el falso médico y el chofer se presentaron sin barbijos e incluso el presunto médico saludó con un beso a la madre de la menor, que cuando lo cuestionó, éste le habría dicho: “Si te vas a morir, te morís igual”.

Al momento de revisar a la menor, el falso médico le habría tomado la temperatura y el oxígeno en sangre con elementos pertenecientes a los dueños de casa y les dijo que su hija no tenía Covid-19, por lo que le recetó paracetamol sin firma ni sello.

Más tarde, la adolescente de 16 años tuvo que ser trasladada al Hospital Garrahan, donde estuvo internada 5 días por padecer dengue.

Ante la inusual atención médica, la familia presentó la denuncia y la investigación fue llevada adelante por la Fiscalía PCyF N° 35, a cargo de la Dra. Celsa Ramírez, quien solicitó la detención y allanamientos tanto en el domicilio como en la empresa del imputado.

Los procedimientos fueron realizados el Cuerpo de Investigaciones Judiciales, CIJ, y por la División Investigaciones Antifraude de la Policía Federal. Además de documentos, secuestraron la ambulancia.

Solicité la detención porque este hombre fue condenado a una pena de un año y 3 meses por ejercicio ilegal de la medicina en agosto de 2019 en Malargüe, provincia de Mendoza. Esa sentencia fue confirmada en febrero de este año”, explicó la fiscal Ramírez. Y resaltó que el detenido representaba un grave peligro en el contexto de la pandemia.

El detenido fue imputado por ejercicio ilegal de la medicina sancionado en el artículo 208 del Código Penal, que provee una pena de prisión de quince días a un año. Así como también por el artículo 205 que sanciona con seis meses a dos años de prisión, al que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

Por su parte, el Fiscal General Mahiques resaltó el rápido accionar de la fiscalía y del Cuerpo de Investigaciones Judiciales que a pesar de tener competencia en la Ciudad, persiguieron al acusado hasta encontrarlo en la Provincia y sostuvo que el contexto de pandemia no será una excusa para evitar el debido cumplimiento de la ley.

La causa tramita en el Juzgado PCyF N° 10, a cargo del juez Pablo Casas.

Comentarios