*

Actualidad

Portada  |  13 abril 2022

Regresó al colegio la nena de Mendoza que sufre bullying: se largó a llorar

Es alumna de primer grado de una escuela de Tupungato. “Los niños sufren, pónganse en el lugar del otro”, pidió su tía en Facebook.

El día lunes, Agustina, la niña de seis años que se negaba a ir al colegio por sufrir bullying, regresó a la escuela. Sin embargo, apenas llegó a la puerta del establecimiento se largó a llorar.

La semana pasada se viralizó el caso de una nena de 6 años oriunda de Mendoza, que pidió a su familia no ir más a la escuela por no aguantar las burlas de sus propios compañeros. Quien dio a conocer la historia fue la tía de la niña a través de la red social Facebook. A través de un video, se puede ver a la menor en plena crisis de llanto.

“No quiero ir más a la escuela. Me dicen gorda”, dice la nena, que asegura ser víctima de acoso escolar desde jardín de infantes. En las imágenes, reclama: “Me tratan de gorda chancha, estoy cansada. Me tienen harta”.

El caso conmociona a la provincia de Mendoza, sobre todo porque se supo que en el pasado sus padres debieron llevarla al hospital por los ataques sufridos y los médicos les recomendaron suministrarle un “calmante”.

MIRÁ TAMBIÉN: "Me encantaría ser tu amiga": Lali Espósito invitó a uno de sus shows a una niña de 5 años que sufre bullying 

La situación llevó a la tía de la menor a hacer público el caso. “Mi Dios qué está pasando!!! No lo quería hacer público pero basta!!!. Ella es mi sobrina y le hacen bullying todos los días en la escuela. Tan solo tiene 6 añitos”, advierte la mujer. Después de esta situación, Agustina faltó al colegio durante una semana y debía regresar el pasado lunes. Sin embargo, no pudo.

Fue tal la repercusión que la publicación superó en pocas horas los mil comentarios y fue compartida más de 95.000 veces. En diálogo con Diario Uno de Mendozael padre de la nena contó que “ahora está un poquito mejor, pero porque no ha ido a la escuela” y cuestionó la intervención de las autoridades por su falta de respuesta para con el maltrato que sufre su hija.

“Recién venimos de una reunión, pero al final todo fue una burla. Estuvo la directora, la vicedirectora y la maestra de mi nena. Era para hablar del tema de la nena, y la directora me sale con que ella en los recreos se va al comedor a pedirle pan, galletas o té a la celadora. ¡No tiene nada que ver con el tema!”, cuestionó.

Fuente: NA

Comentarios