*

Actualidad

Portada  |  21 agosto 2020

Falleció la hija del neuquino que viajó a Córdoba y no pudo verla

Solange Musse murió este viernes a la mañana a raíz de un grave cáncer de mama que atravesaba desde hace meses. Su padre había viajado el fin de semana pasado a verla. Atravesó medio país con el permiso de circulación pero cuando llegó a la provincia de córdoba no lo dejaron ingresar y lo obligaron a volver a Neuquén. La joven había escrito una carta que viralizó contando la angustia que le generaba no poder ver a su papá.

Solange Musse murió este viernes a la mañana, víctima de cáncer de mama. La joven aguardaba en Córdoba la llegada su papá, Pablo, quien vive en Plottier y el pasado fin de semana había viajado junto a su cuñada para poder verla, pero le negaron el ingreso.

Una vez que llegó hasta el límite de la provincia de Córdoba, un control sanitario lo detuvo y fue allí donde empezaron los inconvenientes.

El hombre viajaba acompañado por su cuñada, que padece discapacidad motriz y tiene domicilio en Córdoba. “Nos hicieron los hisopados. El de ella dio negativo, pero me dijeron que el mío fue ‘dudoso’. Entonces me hicieron otro, y volvió a dar ‘dudoso’”, agregó.

“Me explicaron que podía ser porque tenga otra afección, pero me dijeron que dos resultados ‘dudosos’ ya era coronavirus”. En ese momento, le dijeron que no podía ingresar.

El hombre denunció que lo obligaron a regresar a la provincia de Neuquén sin darles la posibilidad de hacer cuarentena en un hotel de Córdoba a pesar de que su cuñada tiene domicilio en territorio provincial. Contó que lo obligaron a manejar 40 horas sin poder parar en estaciones de servicio para descansar. Relató que fue escoltado por ocho patrulleros que lo siguieron como un criminal.

En tanto Solange se encontraba con su mamá en Alta Gracia y realizaba el tratamiento contra el cáncer en el sanatorio Allende. Este jueves, la joven había escrito una carta e incluso brindó notas televisivas en medios nacionales, donde manifestó su angustia debido a que su papá y su cuñada no habían podido ingresar a Córdoba.

“Quiero que entiendan que mientras viva tengo mis derechos y quiero que sean respetados. Lo que han hecho con mi padre y mi tía es inhumano, humillante y muy doloroso”, comenzó escribiendo en el escrito. “Acuérdense: hasta mi último suspiro tengo mis derechos”, remarcó.

Comentarios