*

Actualidad

Portada  |  02 mayo 2022

Hicieron una denuncia por maltrato animal y eran muñecos

Estaban exhibidos en la plaza por la Fiesta de la Virgen de Guadalupe, en Santa Fe. "Pensamos que se habían congelado", bromearon en Twitter.

En medio de la 123° edición de la Fiesta de la Virgen de Guadalupe, que se llevó a cabo en  Santa Fe, según confirmaron fuentes oficiales, recibieron una denuncia sobre un presunto caso de maltrato en la plaza ubicada frente a la Basílica Nuestra Señora de Guadalupe, pero cuando llegaron al lugar comprobaron que no se trataba de animales reales, sino de muñecos.

“En la sede de la Basílica de Guadalupe, en calle Piedras, se está haciendo exhibición de animales, más precisamente yamas (sic), en condiciones inadecuadas, están sin agua y sin alimento, solicita intervención”, constó en el reclamo recibido a través de la línea telefónica de contacto de la capital provincial.

Quien reveló esta situación fue Guillermo Álvarez, subsecretario de Convivencia Ciudadana, en su cuenta de Twitter. El funcionario aseguró que las prácticas denunciadas están prohibidas y que son sancionadas por la ordenanza N° 7882. Sin embargo, en el resto de su hilo aclaró la situación.

En primer lugar, comentó que personal del Instituto Municipal de Salud Animal (IMUSA) y de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana se dirigió hasta la plaza Guadalupe, ubicada al noreste de la ciudad, para “constatar y atender el reclamo”.

“Como siempre, tratamos de hacerlo con la mayor celeridad posible, en pos de erradicar el maltrato animal y hacer cumplir las ordenanzas”, aseguró. Lo más curioso del caso estaba por llegar.

Al arribar al lugar, los funcionarios se llevaron una sorpresa, porque los animales, una llama y un pony, vestidos con elementos que suelen utilizarse para cada especie, no eran reales, sino de juguete. Estaban allí para que los peregrinos, principalmente los más pequeños, pudieran tomarse fotos.

“Pensamos que se habían congelado del frío los animales”, se permitió bromear Álvarez, y agregó que, al cabo, resultó “una linda anécdota de este hermoso fin de semana con esta gran fiesta santafesina”.

El funcionario recordó, en paralelo, que en ediciones anteriores habían decomisado animales reales que estaban exhibidos con fines de lucro, y que sancionaron a sus dueños.

Comentarios