*

Actualidad

Portada  |  29 junio 2022

Indignación por el policía que atropelló y mató intencionalmente a un perro

Ocurrió en Corrientes y, como la ley de maltrato animal no fue actualizada, el responsable solo podría recibir una pena leve.

Gran cantidad de personas repudiaron en redes sociales al policía correntino que con una camioneta de la fuerza atropelló y mató en forma intencional a un perro en la ciudad de Goya y cuyas imágenes fueron captadas por una cámara de seguridad de la zona.

El efectivo, según puede verse, esperó que pasara el perro delante del móvil, frenó durante unos segundos y arrancó en el momento en que el animal ya no podía evitar ser arrollado.

La secuencia fue grabada por un sistema de videovigilancia privado en la localidad correntina de Goya.

Por este hecho, el uniformado fue sancionado en la Policía de esa provincia, pero también se inició una causa penal, aunque la normativa tiene sanciones leves por más que se haya asesinado a un animal, ya que el máximo es de un año de prisión en suspenso.

El intendente de Goya, Mariano Hormaechea, condenó el accionar del suboficial y pidió sanciones. "Quiero informarles que ya se tomaron las medidas y sanciones correspondientes por el atropello que realizó el policía a un perro en la vía pública", sostuvo Hormaechea a través de las redes sociales.

El jefe comunal de Goya agregó: "Además, la Policía de Corrientes presentará una denuncia penal contra el agente. Lamentamos profundamente lo sucedido".

"Una vez que el video se viralizó empezamos la investigación interna. Se identificó el móvil, y el chofer. Luego se envió un veterinario de la fuerza al lugar, y se confirmó la lamentable noticia del fallecimiento del animal", indicó, por su parte, el comisario mayor Roque Báez, jefe de la Unidad Regional de Goya, en declaraciones a Radio Dos.

Asimismo, explicó que "se informó a Jefatura y se recibió la determinación de iniciar un sumario interno y de trasladarlo a otra jurisdicción para la investigación imparcial del caso".

Por su parte, el jefe de la Policía de Corrientes, Alberto Arnaldo Molina, responsabilizó directamente al suboficial que manejaba el patrullero: "El agente creyó que el animal ya había pasado, pero las imágenes son claras".

El caso podría encuadrarse en un delito previsto en la llamada ley de maltrato animal. El inciso 7 de la norma 14.346 define como acto de crueldad sobre un animal a "lastimar y arrollar animales intencionalmente, causarles torturas o sufrimientos innecesarios o matarlos por sólo espíritu de perversidad".

Sin embargo, esa ley nunca fue actualizada desde que fue promulgada en 1954, por lo que la pena máxima es de un año y resulta excarcelable.

Comentarios