*

Portada  |  25 enero 2023

Piden la prisión preventiva para la madre y el padrastro de un niño de 4 años asesinado a golpes

La fiscal que investiga el crimen de Renzo Godoy, el niño de 4 años asesinado a golpes hace un mes en su casa del partido bonaerense de Berazategui, pidió la prisión preventiva para la madre y el padrastro de la víctima como los presuntos responsables del homicidio, informaron fuentes judiciales.

Actualidad

El pedido fue formulado por la fiscal Gabriela Mateos ante el juez de Garantías Alejandro Mora por el delito de "homicidio triplemente agravado por el vínculo, por ensañamiento y alevosía".

Fuentes judiciales informaron que la fiscal acusó al padrastro como el autor material del asesinato, mientras que a la mujer le imputó también el crimen aunque, subsidiariamente, planteó una figura por "omisión" en el caso de que el magistrado considere que no hubo "dolo" de su parte.

La fiscal tuvo en cuenta varios elementos de prueba, entre ellos la autopsia que determinó que la víctima sufrió la ruptura de la pared posterior de la aorta abdominal y una hemorragia interna provocada por los golpes.

Además, un hermano mayor de la víctima declaró por Cámara Gesell que él mismo intentó reanimarlo tras la golpiza.

Las fuentes añadieron que también el chico tenía golpes, por lo que Mateos podría ampliar la acusación por esas lesiones.

El hecho ocurrió el jueves 22 de diciembre en una casa ubicada en la calle 508 entre 616 y 617, en la localidad bonaerense de El Pato, de Berazategui.

De acuerdo a lo asegurado inicialmente por la madre de Renzo, de 30 años, su hijo se encontraba dentro de una bañera y, en un descuido mientras atendía a su bebé, el niño se resbaló y golpeó fuertemente.

La mujer llevó a su hijo mayor gravemente herido a la Unidad Sanitaria 11 de El Pato, adonde finalmente ingresó fallecido con múltiples hematomas en distintas partes del cuerpo.

A raíz de ello, el personal de salud alertó de lo ocurrido a la comisaría 5ta. de Berazategui y posteriormente se dio intervención a la fiscal Mateos, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de esa jurisdicción.

La funcionaria judicial dispuso que se realizara la necropsia al cuerpo del niño, cuyo resultado arrojó que falleció como consecuencia de los golpes, mientras que la médica autopsiante aseguró que las hematomas que presentaba el cadáver jamás pudieron haber sido ocasionadas por una caída en la bañera.

A raíz de ello, la funcionaria judicial cambió la calificación legal del hecho de "averiguación causales de muerte" a "homicidio agravado" y dispuso la aprehensión de la madre y del padrastro del nene, quienes se negaron a declarar.

En tanto, vecinos del lugar incendiaron la casa de los imputados luego de enterarse del crimen del niño. (Télam)

Comentarios