*

Actualidad

Portada  |  25 noviembre 2021

Se entregó el joven menor de edad que golpeó brutalmente a un playero

Se presentó con un abogado ante el fiscal. “Fue un intento de homicidio”, dijo una de las hijas de la víctima.

Un adolescente menor de edad golpeó salvajemente a un playero de estacionamiento en el Microcentro porteño y decidió entregarse a las autoridades la mañana de este jueves apenas se viralizaron los videos del ataque.

El fiscal Penal, Contravencional y de Faltas Nº 12 a cargo, Sebastián María Fedullo, pidió que se determine si realmente es la persona que protagonizó el hecho, informó Infobae.

A la vez, la calificación del expediente todavía no fue establecida ya que resta conocer el informe médico. Según los resultados, la carátula puede agravarse y la causa sea calificada como homicidio. 

“Fue un intento de homicidio”, afirmó una de las hijas de la víctima en diálogo con la prensa a la salida de la clínica ITEBA, donde su padre permanece internado con pronóstico reservado desde el sábado pasado. 

EL HECHO

Un ataque brutal ocurrió el pasado viernes por la tarde en un estacionamiento del microcentro porteño. Un joven le pegó una piña y dejó inconsciente a un playero porque encontró el auto rayado. 

Hasta allí llegaron una mujer con sus tres hijos a retirar uno de los autos. Cuando se acercaron a la cochera donde estaba estacionado descubrieron un rayón. Inmediatamente fueron a increpar a uno de los empleados que estaba sentado en la oficina.

MIRÁ TAMBIÉN: Encontró el auto rayado y con un golpe desmayó al playero de un estacionamiento céntrico

“Mi amigo me contó que le gritaron barbaridades por eso él decidió meterse en la discusión. A él también lo insultaron y le pidió por favor a la mujer que no le faltara el respeto. El chico de remera blanca es uno de los hijos, que se acercó y sin más le metió una piña”, detalló Carlos, un amigo del playero, a TN.com.ar.
La violenta secuencia fue registrada por una cámara de seguridad del lugar. El hombre cayó inconsciente y quedó inmóvil en el piso. Las hermanas del agresor se acercaron, trataron de incorporarlo, pero como no pudieron y empezaron a mojarle la cara, pero el hombre de 60 años no

Comentarios