*

Clima, naturaleza y medio ambiente

Portada  |  17 junio 2022

Una ola de calor extremo se extiende por Europa: España y Francia, entre los países más afectados

En España, los incendios forestales obligaron a cientos de personas a abandonar sus casas, mientras que en Francia las autoridades adoptaron medidas especiales para combatir las altas temperaturas.

Una ola de calor sigue azotando a varios países europeos, incluida España, donde los incendios forestales obligaron a cientos de personas a abandonar sus hogares tras una semana de elevadas temperaturas.

El termómetro también subió en Francia, donde las temperaturas deberían acercarse a los 40ºC este sábado, mientras el Reino Unido registró el día más caluroso del año.

El calor está en consonancia con las advertencias de los científicos de que las olas serán más intensas y llegarán antes de lo habitual, a consecuencia del cambio climático.

En España, los incendios forestales quemaron hasta 7.000 hectáreas en la Sierra de Culebra (noroeste), obligando a evacuar a más de 200 vecinos, señalaron las autoridades regionales de Castilla y León.

También fueron evacuadas más de 3.000 personas del parque de atracciones Puy du Fou, cerca de Toledo (centro), por otro fuerte incendio forestal.

Los bomberos luchaban también contra los incendios en otras regiones, entre ellas en bosques de Cataluña (noreste), donde las condiciones meteorológicas complicaron las labores de extinción.

Las temperaturas superaron el viernes los 35ºC en la mayor parte del país y se espera que rebasen el sábado los 40ºC . A principios de semana se alcanzaron los 43ºC, una temperatura inusual en esta época del año.

"Estamos ante temperaturas que ya no son una anécdota", expresó el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en una conferencia mundial en Madrid con ocasión del Día mundial de lucha contra la sequía.

Más de dos tercios de los departamentos franceses se encontraban también en el máximo nivel de alerta por calor o en el segundo más elevado y en gran parte del suroeste los termómetros superarán los 40ºC.

Matthieu Sorel, climatólogo de Météo France, explicó que "se trata de la ola de calor más precoz registrada en Francia". En los departamentos con nivel de alerta "roja" se pidió a los niños que se queden en casa y no asistan a las escuelas.

Con "muchos récords mensuales o incluso históricos de temperatura que probablemente se batirán en varias regiones", el experto estimó que este tiempo es un "marcador del cambio climático".

En Francia se han tomado medidas especiales en las residencias de ancianos, todavía marcadas por la mortal ola de calor de 2003.

Los edificios se rocían con agua para refrescarlos y se rota a los residentes en habitaciones con aire acondicionado.

En algunas regiones se han reducido los límites de velocidad, incluyendo los alrededores de París, para limitar la concentración de smog u ozono nocivo por el calor.

Comentarios