*

Informes Especiales

Portada  |  24 noviembre 2021

A un año de la muerte de Maradona: el recuerdo de un día que no se olvida

La noticia ya es pública y los fanáticos empiezan a juntarse en los distintos puntos icónicos de la vida de Diego. Uno de ellos es su casa de Paternal, esa que le compró Argentinos Juniors y que hoy es un museo.

Hay días en la historia que quienes los vivieron recuerdan con lujo de detalles. El día en que murió Diego Armando Maradona es uno de esos. Y vos qué estabas haciendo cuando te enteraste de la muerte del 10?

Federico había trabajado toda la noche como guardia de seguridad y por eso durmió por la mañana hasta al mediodía se despierta, mira su celular y en el grupo que tiene con sus amigos hablan de la peor noticia "el gordo falleció". No lo puede creer, prende la televisión y escucha la confirmación del rumor: Maradona está muerto.

Del otro lado de la pantalla, en un estudio de televisión está Diego "El Chavo" Fucks, a su lado nada más y nada menos que Oscar Ruggeri. Ambos tienen la misma información, acaba de fallecer Maradona. Está chequeada, las fuentes son las mejores y enfrentan la disyuntiva de tener que dar la mala noticia mientras ellos aún están shockeados por la muerte de una persona con la que compartieron muchos momentos y a la cual querían.

La noticia ya es pública y los fanáticos empiezan a juntarse en los distintos puntos icónicos de la vida de Diego. Uno de ellos es su casa de Paternal, esa que le compró Argentinos Juniors y que hoy es un museo. Carlitos, como lo conocen en el barrio, es el vecino más famoso de la cuadra. Nacido y criado en La Paternal, es fanático del Bicho y ama a Maradona. Desde hace 60 años conoce a todos los que pasaron por esa cuadra de la calle Lascano, incluido claro, al vecino más ilustre Diego Armando Maradona.

Los vecinos pasan por su almacén, dónde alguna vez Diego y sus hermanos hacían las compras y jugaban a las cartas con Carlitos. Saludan a Carlos como si fuera un paso obligado para acercarse a aquella casa, que él ayudo a conseguir y donde vivió el más grande jugador de todos los tiempos. El barrio entero salió a despedir a su ídolo, que aún lo siente como propio a ese cebollita que se convirtió en ídolo cómo jugador y vecino.

Diego, pelusa, barrilete cósmico, Dieguito, Marado, el gordo, D10s son algunas de las formas en que los fanáticos del fútbol y de Maradona utilizan para hacer mencionar al mejor jugador de todos los tiempos. Con ese mismo cariño a un año de su muerte los fanáticos lo siguen recordando. A muchos les cuesta hablar de él en pasado y buscan la manera de mantenerlo siempre presente.

Comentarios