*

Informes Especiales

Portada  |  24 agosto 2022

El autismo también es cosa de grandes: "Queremos hablar"

Todos ellos quieren que la sociedad los acepte, los incluya y puedan vivir tranquilamente sin que nadie los discrimine. Quieren que los entiendan.

Padecen TEA, Trastorno del espectro autista, son adultos y sufrieron toda su vida por no adaptarse a la sociedad.

Carlos Rodríguez tiene 67 años, le diagnosticaron síndrome de Asperger hace 6 años, pero decidió no contarlo. Su historia se acerca al TEA cuando empezó a escribir una película sobre autismo, la Invisible condición, que se estrenará muy pronto. En ese momento no tenía su diagnóstico y en ese proceso creativo y de búsqueda se encontró con la explicación que pudo darle sentido a muchas de sus acciones.

A Marianela la diagnosticaron hace 3 años, un poco después que le haya dicho a su madre lo difícil que era para ella vivir. Sin embargo, logro recibirse de diseñadora gráfica después de 14 años en Universidad de Buenos Aires. Hoy da clases de dibujo para niños, cuenta con el apoyo de su familia que pudo comprenderla y acompañarla.

Horacio es el papá de un adulto de 40 años con autismo, Ignacio. Cuando él nació en nuestro país no se sabía mucho sobre el tema y Horacio recorrió el mundo para saber cómo ayudar a su hijo. Con todo ese recorrido fundó Apadea, una asociación para ayudar a padres que pasaban la misma situación que estaba viviendo su familia.

Katri tiene 74 años, cuando le llegó su diagnóstico de Asperger, su médico pudo explicar el sentido de todos sus males. La mirada esquiva, no sentirse parte en situaciones sociales, cuestiones que hicieron de su vida cotidiana un sufrimiento constante.

Tomás, de 31 años, sabe que tiene TEA desde pequeño, los médicos le explicaron que es como un cable que se desconectó. Desde aquel momento hizo muchas terapias y a puro esfuerzo propio llegó hasta acá. Estudia biología y ahora puede moverse solo a varios lugares.

Todos ellos tienen problemas para conseguir trabajo, para entender chistes y doble sentido, para vincularse socialmente, para estar en pareja.

Quieren que la sociedad los acepte, los incluya y puedan vivir tranquilamente sin que nadie los discrimine. Quieren que los entiendan.

Comentarios