*

Portada  |  26 octubre 2022

Residentes, vocación y reclamo

Ellos están cuando más lo necesitamos. Dos años pasaron en la trinchera haciéndole frente a la pandemia. Las guardias son eternas, pero los sueldos se quedan cortos.

Informes Especiales

Fueron parte de la primera línea de pelea en los hospitales cuando el COVID 19 amenazaba con colapsar el sistema de salud. Durante los primeros cuatro años después de recibirse, pasan días enteros atendiendo pacientes sin volver a sus hogares en guardias que pueden superar las 24hs.
Hoy comenzaron un paro por tiempo indeterminado porque entienden que no están siendo lo suficientemente reconocidos.

“De los aplausos al destrato” así definen los médicos residentes y concurrentes la situación que están viviendo. Es que hoy arrancó el décimo paro desde que comenzó el conflicto salarial que lleva más de un mes.

La residencia es un proceso de 4 años que los profesionales de la salud realizan luego de recibirse de sus respectivas carreras como una forma de lograr la especialización. Son los que entre otras tareas sostienen las guardias de los hospitales.

Quienes actualmente se encuentran realizando la residencia sostienen que no se los esta reconociendo económicamente como profesionales, que cobran en promedio $300 la hora de trabajo y que incluso con horas extras y jornadas extensas no les alcanza para llegar a fin de mes. Las negociaciones todavía se encuentran en un punto bastante alejado entre la oferta de la propuesta de las autoridades de la salud y el reclamo de los médicos. Hoy los profesionales realizaron durante todo el día un abrazo a la sede de gobierno y de no recibir una respuesta que les satisfaga continuarán con las medidas por lo menos hasta el próximo viernes cuando volverá a tener lugar una nueva mesa de negociación.

Comentarios