*

Portada  |  12 enero 2023

Herederos: Sacha, hijo de Jorge Guinzburg

Su vida se reparte entre el rubro financiero, gastronómico, automotriz y el de espectáculos. En todos tiene un objetivo: hacer más grande el apellido "Guinzburg".

Herederos

Sacha vive en Miami hace 10 años. Tiene varios rubros laborales, enfocados en finanzas y administración de empresas, lo cual incluye el rubro gastronómico, automotriz y espectáculos. Es socio director del teatro Astros. Y dirige una compañía que organiza shows en vivo. Todo su camino profesional lo ha construido teniendo en cuenta los consejos y enseñanzas de su mayor maestro: su padre, Jorge Guinzburg.  

De niño acompañaba asiduamente a Jorge al trabajo. Se reían mucho juntos, no había demasiado reto. Sacha sabía que si no aprobaba las materias escolares podía tener “líos” en casa, pero siempre pasaba de año sin problemas. Vivió su infancia en un hogar lúdico, su padre se tomaba el enojo en broma, si llegaba a discutir era al teléfono, pero no en la casa.  

Recuerda lo complejo que era salir a la calle en familia, al cine o ir a comer, porque cada dos segundos lo paraban a saludar. Y para Sacha, que aún era chico y no comprendía el verdadero significado de la fama, la constante firma de autógrafos era extraña y acaso un poco molesta.   

La gente deseaba transmitirle un cariño amistoso y confianzudo. Es que Jorge nunca vivió el trabajo como una labor cuadrada y encartonada, sino como una actividad que disfrutaba encarar, y eso traspasaba la pantalla. Incluso se ha hecho de grandes amigos y compañeros... Sacha recuerda que su casa era en varias ocasiones escenario de grandes encuentros: desde reuniones de producción hasta encuentros con Maradona, Graciela Alfano, Charly García y Joaquin Sabina, todos juntos.  

Recuerda también los últimos momentos compartidos con su padre. Tiene la imagen de un Jorge pleno y activo, días antes de fallecer. No percibió que se encontrara sufriendo por su enfermedad, o que el dolor le quitara las ganas de realizar actividades. El día de la peor noticia, Sacha recuerda nítidamente el amor y congoja de un país entero. El cementerio estaba colmado de gente, ni él mismo podía comprender la dimensión de lo que estaba ocurriendo.   

Sacha admira y respeta profundamente a su padre. Por eso es que se propuso, con cada decisión que tome, engrandecer y honrar su apellido. Guinzburg lo merece.  

AGRADECIMIENTOS:  

  • Clayton: guest house/suites-- @clayton.buenosaires – 5491130582051—www.clayton.ar 
  • Jardín Japonés 
  • Sergio Miyagi: jefe de prensa del jardín japones. @jardinjapones. Alejandro Sartori 
  • BONSAI STUDIO- Marita

Comentarios